miércoles, 25 de diciembre de 2013

Entrada Navideña

Entrada Navideñita en mi Blogsito olvidado.


 Hoy 25 de diciembre, desde momentos madrugales me entró la frase de (parafraseando) "Ama a tu familia, porque al último es lo único que te queda o los únicos que estarán para ti" (repito, parafraseando). Que extraño suceso, claro que ese pensamiento llego a mi cabeza después de que mi madre hizo un comentario que hizo enojarme, -Es Navidad-pensé. ¿Para qué se necesitan palabras así? Y luego comprendí que es algo rutinario, y que me guste o no, mi madre me ha hecho, me hace y me hará comentarios que no me caerán bien en el momento y ocasionarán un poco de disgusto.

Tal vez fueron las bebidas, me enojé un poco más de lo normal, me puse audífonos y me desconecté un momento. Aquí entra un poco de mi disgusto, la familia...no se escoge, te toca. Te toca, creces con ellos, te formas con ellos, los amas, ellos te aman, hay casos donde no es así. Hay familias violentas y familias que hacen más mal que bien. De esas familias está aceptable separarte, está aceptable poder no llegar a querer formar parte de ciertos círculos familiares. Tal vez esa familia no será lo que tengas o los que estarán para ti. Luego recordé a mis amistades, recordé caras que han pasado por mi historia, caras más relucientes que otras. Personas que aprecio muchísimo y personas que se han quedado en el pasado. Aparecieron ciertas caras, personas que (aquí entra el disgusto potente) quiero que estén en mi vida, quiero crecer y formarme con ellas. Recordé esas imágenes ridículas de las redes sociales. "Toda persona está para una misión en tu vida." (parafraseando) No lo acepto. ¿por qué mi familia debe ser la que tiene que "soportarme" por ser de mi sangre y estar ahí para mí al final de todo? Claro, agradezco tener una familia, agradezco que cuando el día llegue, ellos estarán ahí. Pero ¿por qué éstas caras nuevas no?

 No todo es miel, reconozco que no soy la mejor persona, he cometido mis errores y he llegado a tener disgustos con personas que aprecio, pero trato de enmendar mis errores y trato de mejorar para mí y para ellos. Conociéndome, pongo a los demás antes de mí un 90% de las veces. Mis expectativas son irreales y altas lo cual hace que me sienta mal unas cuantas veces, pero siguen siendo caras que quiero ver arrugadas y quiero verlas reír cuando se les caigan los dientes, quiero poder estar ahí para ellos y espero ellos puedan estar ahí para mí. Nuestro cuerpo morirá, es inevitable, aún con tecnología no habrá nada que de la esencia que el propio cuerpo humano carga consigo, quisiera morir teniendo a alguien más que mi familia conmigo, quisiera morir después de todos mis seres queridos para poder observar hasta el último momento sus caras y reacciones, su sonrisa y las arruguitas al lado de los ojos.

 Entra la nostalgia por todas aquellas caras que he dejado de ver, y sé que soy culpable en varias de esas situaciones. Me enojo cuando no puedo dar tanto como quisiera y me enoja cuando quisiera recibir más de otras personas. Anoche, Noche Buena, me separé un momento porque lágrimas comenzaron a correr por mis mejillas, estoy viva, no pasé la noche en un hospital, no pasé la noche en las calles, tengo techo, tengo comida, tengo una familia, tengo comodidades que unos sueñan tener, tengo tantas cosas por las cuales agradecer y no lo hago.
Me quedé pensando en esas caras que no quedaron grabadas del todo en mi cabeza, caras que los periódicos te venden, te dan en la torre por como la gente que ni conoces está viviendo, pero es posible que pases al lado de ellas en la calle, en el camión. Y duele que no puedo hacer nada al respecto, bueno no del todo, puedo hacer algo, no cambiará de mucho pero cambiará en algo a alguien. Me paso más tiempo sufriendo por los demás que agradeciendo lo que tengo.


 Día de Navidad, puede ser que al final del día, la familia que tanto me llega en los nervios sean los únicos que vean mis cenizas y les llegue a importar...quisiera no fuera el caso. Quisiera que esas caras que aparecen tanto en mi cabeza no desaparezcan, no se alejen hasta el punto que no haya mucho que salvar. Quiero poder tener imágenes en mi cabeza de las personas que quiero y necesito que se queden ahí y conmigo. Quiero poder formarme y por más problemas que se lleguen a dar, sea como tener que arreglarte con un hermano porque tienen que compartir la habitación al final del día. Quiero a mis amigos como mis amigos, porque aún cuando puedan empezarse a soltar de mí, pueda haber una decisión propia de quedarse juntos, no porque comparten sangre o techo. Solo espero que mi cuerpo muriendo y mi mente creciendo con mis personas, sea tan asombrosamente para no tener que lamentar nada.

martes, 5 de noviembre de 2013

Detesto esos momentos en los que me digo a mí misma "amárrate un huevo"...pero tengo cierta razón. Quiero hablarle pero me frustro sola por la tontada de "si quisiera hablarte, hablaría contigo." y es cierto, porque yo quiero hablarle pero no. "Amárrate un huevo Alexandra." Y me frustra y me desespera, pero me cansa estar detrás de la gente que ni me pela, a lo mejor no tanto que no me pelen pero sí. Me caga que se tarden mil horas para contestarme cuando claramente están conectados, y peor que te dejen en visto, aunque a mi parecer ambas cosas me cagan igual, bueno el visto gana por poca ventaja pero es lo mismo. Y yo detrás de ti, sacando plática nomás para ver como va tu día o cualquier cosa y no, me debo amarrar un huevo porque si realmente quisieras hablar conmigo como yo quiero hablar contigo (que ya sé no es el caso y nunca será el caso y si es el caso, sería el caso por como un 10% de las veces) me hablarías. Digo, aparte, trato de sacar plan para que hagamos algo porque hace rato que no pasamos tiempo bien, de "hang out" y no, porque ya mero salimos de la escuela y estrés estrés estrés y tengo presente que ya vamos a terminar y es un desmadre, por eso sugiero un pequeño cambio de tema a nuestras mentes. Pero ya entendí, con otros amigos si sales pero a mí me dices eso. FUCK IT. Me absorberé en la estúpida escuela y en las estúpidas dos semanas que nos quedan, perdón..."tres semanas" y no pensaré en nada más que mis estúpidos trabajos finales y en mi estúpidas calificaciones y en mi estúpida necesidad de querer sacar beca y en mi estúpida cara de estúpida. Estúpida escuela, duras cuatro meses pero te encanta traernos en chinga. Yo misma me traigo en chinga, me caga. UUUUUGGGGHHH Entrada de blog súper enojada y triste y odio a todos. Gracias.

miércoles, 30 de octubre de 2013

"El día de antier" Está lloviendo, puedo escuchar el movimiento de los árboles con el sonido de las gotas caer, puedo escucharlo aún incluso cuando estoy escuchando música. El clima de hoy fue agradable...considerando. Fresco, nublado y bonito, hace tiempo que no estaba así. -Sonido de trueno- Aspirar el viento con olor a tierra mojada es un deleite, un deleite que en pocas veces uno en Juárez se puede dar el gusto. Ciencia de los inútiles suena en el fondo, música agradable para un clima agradable. Hablando de hoy, creo que pudo haber sido mejor. Llevo días sintiéndome triste, quiero creer que sé porque pero a la vez no lo sé. Es cansado llorar hasta quedarte dormida, pero es mejor liberar el cuerpo de lo que le pesa. Faltan alrededor de tres semanas para que termine la escuela, el semestre al menos. Tiempo que espero con ansías. Creo que aunque estoy demasiado fastidiada con la escuela, este semestre pasó demasiado rápido, siento que apenas el día de ayer estaba pensando como serían mis clases. Y en estas semanas todo es estrés, estrés de trabajos, calificaciones, estrés de todo. Me siento ahogada en mis pensamientos.