martes, 14 de diciembre de 2010

Muero de ganas de subirme a un "Brinca-Brinca"...
Ninguna figura, castillo, caricatura en especial que adorne el material inflado, solo un "Brinca-Brinca"
Uno simple y divertido...Con redes cerrándolo.
Con calcetines o sin ellos, saltar y elevarte, las muchas endorfinas que liberas, las sonrisas que muestras.
Algunos saltos malos, lo cual siempre pasa, pero al siguiente te elevas más.
Dar marometas y tirarte, correr de un lado a otro, tratar de volcarlo y divertirte aún más.
De mi niñez y hasta este mero día, es algo que me trae tanta diversión.
Creo que aún anhelo que alguien conozca a alguien que tenga o sepa de alguien pequeño, que tendrá una fiesta de cumpleaños, para poder ser invitada y subirme a un colchón inflable y divertirme como nunca, aunque la gente se quede mirando, aunque se escuchen susurros, lo que fuese...



♥_♥








...Soñé que vacacionaba en una playa, fue tan real, más real de lo que usualmente es.
Sentía la arena, el agua, la espuma, lo caliente del sol.
La playa estaba vacía, se me hizo algo raro, escuchaba las olas, escuchaba las gaviotas, escuchaba ruido, autos, etcétera, pero nadie o nada en la playa.
Fue realmente relajante.


Quiero ir a un lugar asi, vacío y bello.





Ahora que no hay nada debajo de mi cama, me ha servido mucho.
Tomo una lámpara, y me arrastro debajo de la madera, solo pienso y reflexiono.
Lo bueno de la lámpara es que se conecta a la luz, sino tendría que comprar pilas cada rato.

1 comentario:

Los zombies tomaron la ciudad.