domingo, 22 de abril de 2012

Se le había hecho costumbre, antes de irse a la cama, dejaba sus anteojos en la mesa de noche, jalaba la camisa que estaba debajo de su almohada y se la ponía, luego caminaba hasta el peinador y levantando cerca de su cara el peluche, inhalaba toda la esencia que aún tenía, al final de ello se iba a dormir.
Se le había hecho costumbre.

1 comentario:

Los zombies tomaron la ciudad.