martes, 9 de abril de 2013

Empiezo a pensar y empiezo a pensar...que ya no hay más. Amanecí con mi mano debajo de mi cuerpo, sentí desde pocos momentos antes de despertar como hormigas marchaban por mi muñeca. Me dolía al tratar de cerrar la mano...decidí no cerrar la mano. El día empezó con mucho aire, conociendo el clima...sería aire con mucha tierra...aire con frío tal vez. En efecto, hacía aire y frío, frío que te llegaba a calar en los huesos, pero a la vez no tanto como para ponerte muchas prendas de vestir. Opté por el pantalón antes que la falda que había decidido usar un día anterior. Debía apurarme, madre iba a salir temprano, odio apurarme, odio hacer las cosas con prisa. Llegué a la escuela una hora antes de mi clase, claro...mi edificio se encontraba casi vacío, estuve a punto de quedarme dormida en el sillón de los talleres. No fue un día muy óptimo, mi mano dolía, hacía frío, puros desastres en el laboratorio de fotografía, simplemente...no fue un día muy óptimo. Y luego llego a mi casa y me deprimo más...solo quiero que el día termine.

miércoles, 3 de abril de 2013

De nuevo, ha pasado mucho tiempo desde que escribo una entrada en mi blog. Lo he pensado, volver a escribir, escribir todo lo que siento y pienso, pero luego mi cabeza es un desastre y lo dejo para "después", ese después nunca llega y mis pensamientos se quedan en el olvido de mi mente. Tengo pésima memoria para tratar de escribir todo después. Pero heme aquí, escribiendo en mi blog de nuevo. No he escrito en mucho tiempo, muchas cosas han pasado. Muchas cosas no han pasado. Supongo que de las más recientes es, obtuve mi licencia de conducir, tuve mi primer choque en menos de una semana de recibir mi licencia. Dicen que el primer choque es el peor, supongo que lo fue, me sentí muy mal, creo que no tanto por la situación sino por el regaño que era inevitable. En otros aspectos...me siento rara, todo el tiempo...es como si algo hubiese cambiado dentro de mí, supongo que iba a cambiar, estoy creciendo, pero se siente más raro. Antes veía los cumpleaños como un año más de vida, un año más de experiencias y conocimientos, yo que sé. Ahora, solo veo los días pasar como menos días para vivir, cada día me estoy descomponiendo, estoy envejeciendo, cada día mi cuerpo está más cerca de morir. Mi gata, siento que está enferma, lo único por lo cuál lo puedo decir es porque ha vomitado en los últimos días más que lo normal, ha querido salir más seguido a comer pasto, y no lo sé...sus maullidos no son los mismos, sus ganas no son las mismas, aún en su amargura no es la misma gata. Madre siente que tal vez puede morir, fue solo un comentario, pero no me había pegado tan duro el pensar en la muerte de mi gata como cuando dijo eso. Es mi gata, es mi primer bebé, doce años ha estado conmigo, desde que se metía a mi camioneta de barbie y la empujaba por los pasillos de la casa, hasta ahorita, que ya ni me deja cargarla y a veces cuando le hago cariños se quita muy rápido. Se me hace un nudo en la garganta y siento mis ojos llenándose de agua... No sé como voy a reaccionar cuando en realidad pase... Siempre he batallado para escribir, mis pensamientos no tienen orden y trato de soltarme lo más posible y no mantener las cosas dentro, pero hay veces que tengo que escribir en un pedazo de papel y guardarlo en el fondo de un cajón porque no me siento bien para guardarlo dentro de mí, ni para teclearlo. En mi cabeza retumban ideas de cosas que quiero hablar pero realmente no siento que debo de hacerlo. Me guardo más de demasiado. He querido regresar a tratar de escribir cuentos, digo tratar porque nunca sentí que realmente hacía cuentos, no me agradan mis historias. Mis historias hoy en día constan de tres acordes y dos párrafos de texto que trato de convertir en una canción. Hacer canciones es difícil, más cuando apenas sé tocar guitarra y no sé como rimar. Extraño a mis amigos, los extraño muchísimo, los extraño de diferentes formas, los extraño de diferente intensidad. Extraño muchísimas cosas, leyendo mis entradas pasadas, me puse a llorar de como eran las cosas antes y como son las cosas ahora. Muchas cosas han cambiado, unas de las cuales no estoy feliz por esos cambios. A veces quisiera tener una máquina del tiempo, aunque sé que no cambiaría nada....or would it? porque.... Jennifer se podría encontrar con su futura persona, las consecuencias podrían ser desastrosas, DOC DE QUE ESTA HABLANDO? Veo dos posibilidades, una podría verse ella misma treinta años más tarde...lo cual solo le provocaría un desmayo ó dos...el encuentro crearía una paradoja que crearía una reacción en cadena que podría reformar la continuidad del tiempo y espacio y destruir así todo nuestro universo!!!