sábado, 22 de junio de 2013

No entiendo nada.

Te descuido...te descuido mucho blog. Hay momentos en los que creo que quiero escribir y quiero escribir y decir muchas cosas y publicarlas en una página que creo ya nadie visita. (Mi blog, no blogspot en general.) Y estoy a punto de animarme a conectarme y empezar a hablar de muchas cosas, de lo que sea, y mis manos van soltándose y mis brazos van bajando y nunca empiezo una entrada. Y realmente en estos momentos me encuentro frente a la pantalla y los dedos en las teclas y no sé de que hablar, quiero hablar de ciertas cosas, quiero desahogarme, pero a la vez no quiero contar eso a nadie, ni al internet. Otras veces me aclaro que he perdido mi pequeño cierto toque al escribir, y que las cosas que escribo o la manera en la que escribo ya no llaman la atención o ya no le hacen sentir algo a alguien. Me siento así con respecto a varias cosas. Siento que mis trabajos, mis palabras, mis acciones carecen de muchas cosas que antes a lo mejor no carecían, y en los momentos me siento como la persona más aburrida del universo, con las menos palabras habladas, ni las expresiones más animadas. Trato de convencerme que nadie quiere charlar conmigo, y creo que lo mando al universo o equis, porque siento que me estoy separando de mis amigos, no porque quiera, pero no lo sé, siento que no soy importante, siento que me ignoran las personas que quiero más, especialmente una...pero las cosas han cambiado, de eso estoy consciente. Trato de ignorarlo, dejarlo pasar y enfocarme en otras cosas para que deje de afectarme pero todo es en vano, no pasan ni veinte minutos y ya estoy regresando, me es difícil desligarme. En cierto modo ya estoy harta de mi hogar, no tanto por mi hogar en sí, pero por las personas con las que tengo que tratar todo el día, todo el tiempo, tengo que tratar con mi padre que últimamente ha andado de muy mal humor y me echa la culpa de varias cosas, al siguiente segundo es el hombre más feliz de la vida (lo cual solo dura un segundo también), mi madre y hermano que chocan por el segundo lugar. Siento que estoy decepcionando a muchas personas, siento que me estoy decepcionando a mí misma, pero me siento estática, estoy deprimida y quiero regresar a clases para tener algo en que enfocarme y no estar sola todo el tiempo...pero sé que cuando entre a clases, las materias no van a ser lo más importante para mí y todo me va a dar hueva. No me entiendo, no entiendo nada. Quisiera ver una sirena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los zombies tomaron la ciudad.